Entrevista a Miquel Rafa, Fundación Catalunya - La Pedrera

Versión para imprimr

Miquel Rafa Fornielles, de la Fundación Catalunya - La Pedrera, explica su papel en el proyecto LIFE RedBosques

¿Cuáles son los principales retos de los bosques?
El sector forestal está perdiendo peso económico y encuentra serias dificultades para seguir adelante en un contexto de crisis. Seguramente los bosques se abandonan mucho más que se gestionan o se protegen. Las consecuencias sociales y económicas pueden ser dramáticas, como también son negativas, en muchos casos, las consecuencias para la conservación de la biodiversidad y para el mantenimiento de los numerosos servicios ambientales de diferente naturaleza que los bosques nos proporcionan. Así se entiende que, en muchos casos, el principal reto de conservación de los bosques es garantizar su gestión.

 

En este escenario es clave encontrar los espacios (tanto físicos como intelectuales) para la concertación y el ensayo de nuevas maneras de gestionar los bosques y la naturaleza. En el mundo forestal esto incluye tanto a los propietarios como a los empresarios forestales, a los ingenieros forestales, los biólogos, ecólogos o ambientólogos, a los funcionarios públicos, a los ecologistas “urbanitas”, a las organizaciones de conservación de la naturaleza y a los usuarios de los montes.

¿Cuáles son esos otros servicios que los bosques brindan a la sociedad?
En el momento actual es fundamental apostar por los numerosos servicios que los bosques brindan a la sociedad, tangibles e intangibles -y seguramente invisibles en la mayoría de los casos-, más allá de la provisión clásica de productos como la madera y sus derivados, que en la mayoría de casos debería seguir apoyándose.
Deben explicitarse, así como ponerse en valor, funciones y servicios de los bosques tales como la regulación del ciclo hidrológico, su papel en la creación de suelo y en la regulación climática, su función recreativa y turística… En la promoción y puesta en valor de estos servicios deberíamos permitirnos ser imaginativos, tanto desde las administraciones públicas como desde el ámbito privado. Los baños de bosques, que estamos empezando a ensayar, podrían ser un ejemplo de visibilización y apuesta por los beneficios para la salud de la naturaleza en general y de los bosques en particular.

¿Cuál es el papel de la Fundación Catalunya – La Pedrera en el proyecto LIFE Redbosques?
LIFE RedBosques nace con el propósito último de profundizar en las causas del deficiente estado de conservación de nuestros bosques y de aportar conocimiento y herramientas prácticas para su gestión, explorando a través de una visión multisectorial nuevas aproximaciones y fórmulas innovadoras para la protección y gestión sostenibles de los bosques.

La Fundación Catalunya – La Pedrera aporta al LIFE RedBosques su experiencia de gestión en una red privada de espacios naturales creada en 1998, compuesta por 25 espacios de propiedad de la fundación y otros 48 espacios con acuerdos de custodia del territorio, un total de unas 8.570 hectáreas. En estos territorios se apuesta por la gestión privada en la que se prioriza el bien común (público) que tienen los montes, lo que se ha explicado como la “propiedad social”, a caballo entre lo privado y lo público. Se apuesta por una gestión activa del bosque en la que se aseguran rendimientos económicos y la generación de puestos de trabajo, como los derivados de la producción de astilla de biomasa para la calefacción, trabajando al mismo tiempo para la conservación de especies amenazadas como el urogallo.

Las acciones demostrativas programadas en tres fincas forestales en Natura 2000, dentro del Parc Natural dels Ports, son ejecutadas por la Generalitat de Catalunya y la Fundación Catalunya-La Pedrera.

Más información:
http://www.redbosques.eu/

Compartir publicación