Versión para imprimr

En ámbito forestal, las plagas son un concepto asociado a la pérdida de rendimiento en montes productivos. Se consideran plagas a las explosiones demográficas de ciertas especies de insectos, fundamentalmente escolítidos que excavan galerías en los troncos de los árboles vivos, generalmente cuando están debilitados, provocando su muerte - y por tanto una disminución del aprovechamiento.

Este tipo de fenómenos se da de forma característica en grandes formaciones forestales homogéneas, con comunidades faunísticas empobrecidas y en aquellas debilitadas por condiciones ambientales poco favorables (sequías prolongadas, incendios forestales,  olas de calor).

Los rodales maduros o viejos, son poco sensibles a las plagas tal como se entienden en los bosques productivos, ya que su elevada biodiversidad y complejidad estructural les hace poco favorables a su expansión. Presencia de numerosos nichos ecológicos hacen que el equilibrio entre fitófagos y depredadores se mantenga fuera de los umbrales en los que la población de fitófagos se denomina plaga; es decir las comunidades de organismos fitófagos y que pueden generar plaga están “controlados” por comunidades de depredores. 

Compartir publicación