Versión para imprimr

Los bosques en general proporcionan multitud de servicios: protección del suelo, control del ciclo hidrológico, control climático, etc. Pero además los rodales viejos y maduros representan un valioso patrimonio por la alta y exclusiva biodiversidad que contienen. Además, revisten un gran interés científico por su escasez, y por la oportunidad que representan para conocer los procesos ecológicos que operan en los bosques, y pueden utilizarse como referencia para la evaluación del estado de conservación de otros bosques.

Los rodales no intervenidos son también una referencia para la selvicultura en bosques productivos, por una parte permiten conocer el comportamiento del ecosistema en ausencia de intervención selvícola y por otra proporcionan elementos de comparación para desarrollar una silvicultura más próxima a la naturaleza.

Por último los bosques maduros proporcionan múltiples beneficios a la sociedad, entre los que destaca su contribución a la salud y el bienestar.

Compartir publicación