Versión para imprimr

El uso público en los rodales maduros y viejos es una potente herramienta para la educación y sensibilización ambiental, por lo que estos lugares pueden ser especialmente adecuados para un uso público de calidad, preferentemente en baja densidad y en senderos señalizados, en aquellos rodales y bajo condiciones específicas que no supongan una perturbación de las condiciones de madurez (presencia de especies nitrófilas, molestias a la fauna, etc). En algunos rodales particularmente sensibles, puede ser aconsejable limitar o incluso eliminar el uso público.

Compartir publicación