Versión para imprimr

En el proceso sucesional el bosque atraviesa por varias fases evolutivas, que se entremezclan en el espacio formando un mosaico.  Se puede considerar que se inicia el ciclo en el momento en que se abre un claro y comienza la regeneración y el establecimiento de las plántulas, sigue una fase de crecimiento hasta el cierre del dosel y entonces una fase de exclusión competitiva de las especies menos tolerantes a la sombra, hasta llegar a un estado de madurez en el que el dosel está formado por varias especies y el espacio en la vertical va ocupándose progresivamente. Este estado de maduración, por la larga longevidad de los árboles, puede prolongarse por cientos de años. Una vez que se alcanza el límite longevidad de los árboles de la masa principal y estos empiezan a decaer y morir, se alcanza la fase de senescencia. Los rodales viejos serían por tanto aquellos en el límite de su longevidad, ya en la fase de senescencia. A las características de madurez se une la presencia de grandes árboles muy viejos.

 

Compartir publicación